Archivos Mensuales: septiembre 2017

Aprendiendo a vivir con eso… 

Hola a tod@s… 

Tanto tiempo ha pasado desde mi última publicación, a los que me escribían preguntándome el porque dejé de escribir, que está pasando, porque me alejé muchas de mis contestaciones fueran solo: “estoy bien, estuve ocupada, no está pasando nada”… 

La verdad, no me sentía pronta para decir lo que tampoco yo entendía y me causaba solo frustración, tristeza e rabia… 

Quien me conoce de persona sabe que soy: loca, hiperactiva, soñadora, eléctrica… pues, ya no… 😔

Hace un año empezó lo que para mí fue y es un camino pesado hacia el desconocido… en septiembre/octubre del año pasado entré en depresión, pasando por un momento que me pesó mucho no entendía el porque no encontraba fuerzas para seguir adelante. 

Mis cambios de humor, mi falta de fuerza de salir de la cama algunos días, los cambios físicos empezaban a desesperarme… A darme cuenta que estaba destruyendo todas las relaciones humanas que tenía por cosas que yo no podía controlar fui cayendo e cayendo todavía más hasta decidir buscar ayuda… 

Para algunas personas, buscar un psicólogo, un psiquiatra es como decir: “estoy loca, me internen” e para mí, no era distinto… empecé mi largo percorso conociendo a los “amigos” de la depresión u ansiedad: clonazepam, aripiprazol, passiva, serenus… no estaba una sesión con el psiquiatra que no salía con un “amigo” nuevo… al menos pero los lloros, crisis de rabia “pasaban” y yo, yo me volvía zombie… 

Me sentía cada día más vacía, sola e triste… no conseguía hacer entender a las personas que tenía cerca que me estaba pasando… era frustrante a punto que encerrarme fue siempre el camino más “fácil”… 

Aún que mis problemas emocionales estaban “resueltos” gracias a todo lo que tomaba todos los días, físicamente me sentía cada día peor… mis cabellos estaban cayendo, me sentía siempre más e más cansada, mi voz estaba cambiando, podía quedarme noches e noches despierta e dormir un día entero, no lloraba, no me molestaba pero tampoco apreciaba los momentos lindos… me sentía muerta adentro… 

Una de las tantas visitas médicas para evaluación hormonal e la sorpresa: parte de mis resultados estaban alterados al extremo… e ahí, empezó el pánico al desconocido… 

Un endocrinologo, más exámenes, una biopsia, un resultado desesperante… menos mal pero que a escuchar el todo la persona que yo tenía al lado me empujó a buscar un otro médico para una segunda opinión… 

En el mientras, tuve que dejar todos los “amigos” que me tenía dado la psiquiatra… ahí si, estaba segura que estaba loca a punto que pedí para que me ingresase en una clínica porque ya no aguantaba más… 

El endocrinologo nuevo, me explicó que es que me pasaba… no estaba loca, no estaba en depresión, ni tenía cancer como dijo el otro endocrinologo… tengo: tiroiditis autoinmune… que es?! Ni yo lo sabía! Sabia pero que me estaba destruyendo la vida… 

Explicarles exactamente me haría escribir un libro gigante e no me parece el caso… 

Lo que quería si decirles es: 

Para mí es un cambio, se estoy ausente es pq tengo que aprender con mi nueva condición: están días buenos, días malos, días pesados e días simplemente no consigo entenderme… dejé de escribir porque tenía vergüenza.. esa es la verdad… 

Un cambio del tipo enseña tanto… 

Como me está yendo?! 

Un día por vez e todo se arregla… 

La mujer que admiro más en el mundo, mi abuela, dice siempre: 

“No esta solución solo para la muerte”… 

Entonces: 

Adelante! 
Espero volver a escribirlos para decirles como estoy yéndome en la adaptación en mi “nueva vida”…